Racismo

 

El-verdadero-origen-de-la-piel-blanca.jpg

La lucha de las mujeres que se consideran de origen africano y  se autodefinen afro-féminas (y los varones?) ha provocado que  en todas las ciudades europeas y americanas,  y mediante la publicidad expansiva de las redes sociales,  se haya radicalizado con una violencia inusual hacia todo lo que huela a blanco.  Mujeres de segunda generación mezcladas con migrantes de diversos países africanos intercambian diferentes roles de conocimiento aprovechando la situación de unos, (los de nacionalidad europea en buaca de sus orígenes y habitualmente con problemas de adaptación e integración), con la necesidad de otros, (migrantes y acogidos en programas de diferente índole humanitaria en busca de trabajo y abiertos a la integración social).  Este intercambio de intereses, con odios y amores ha producido una brecha importante entre la gran mayoría de personas que convivimos en culturas democráticas. El rencor está servido si añadimos su falta de empatía para el colectivo de mujeres feminista radical o no.

Gran cantidad de literatura se ha escrito y escribe haciendo hincapié en la responsabilidad de todos los blancos sobre este tema. Se les culpabiliza como antaño nos creíamos culpables del pecado de Adan y Eva. Vuelven los integristas?

Se obvian datos y estudios rigurosos en que queda demostrada perfectamente la persistencia del racismo a través de la historia y que no nació con la esclavitud americana si no posiblemente durante  la época de las Cruzadas tal como la consideramos hoy en dia. Religión, economía, castas, tribus, son el cóctel al cual le hemos puesto el título de racismo. Que fácil! Investiguemos.

Es necesario que profesores de la talla de Francisco Bethencourt sean más consultados y leídos, escuchados, estudiados y comentados por todos en tertulias, redes y prensa. Propongo un libro, Racismos,  que puede darnos luz. Para cuando su traducción?

Y para terminar, si a esta lucha unimos el género, la clase social y la orientación sexual (LGTB) el coctel de queja y fastidio está servido. Jamás nos encontraremos en un camino que haga un planeta más humano.  Los puntos de encuentro están ahí porque todos estamos formados por fermiones y bosones.  En este Universo  no existen diferencias de ningún tipo entre las partículas elementales que constituyen la materia, muones, taus o quarks y tampoco llevan escrita ninguna orden racista o de género las partículas que hacen interaccionar la materia, los bosones. No busquemos más diferencias.

Joan

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s